Estás en: Inicio / Blog / Hernia Discal

633 047 379 info@martamoli.com

Hernia Discal

 

Las hernias discales y las protusiones discales suponen una de las patologías con mayor índice de bajas laborales de nuestro país, provocando mucho dolor e incapacidad funcional. si realizamos un correcto tratamiento osteopático se corrigen las posturas nocivas y nos empezamos a mover correctamente, el dolor desaparecerá.

 

El disco intervertebral es una almohadilla que se encuentra entre cada una de las vértebras que componen la columna vertebral.  Está formado por una parte central, el núcleo pulposo y una parte periférica, el anillo fibroso. 

 

El núcleo pulposo está compuesto por una sustancia gelatinosa transparente que contiene un 70-90% de agua y un 15-20% colágeno y por tanto muy hidrófila. Es el encargado de la amortiguación de la columna.

La parte periférica, el anillo fibroso está conformado por una sucesión de capas fibrosas concéntricas de colágeno que se van haciendo más oblicuas conforme se acercan al centro; en contacto con el núcleo, para protegerlo y así impedir cualquier exteriorización de la sustancia del núcleo. Se encargan de dar estabilidad entre las vértebras.

 

Cuando el disco intervertebral es joven tiene un aspecto húmedo que va desapareciendo con la edad; se va deshidratando, lo que limita su capacidad protectora y supone una degeneración.

 

¿Qué puede acelerar el desgaste?

 

      - Tensiones repetidas que lo pueden desgarrar. 

      - Traumatismos 

      - Movimientos repetitivos de rotación

      - Obesidad

      - Factores genéticos

      - Posturas incorrectas

      - Levantar pesos

      - Falta de movimiento

      - Mala alimentación

      - Tabaquismo 

 

¿Cómo podemos mejorar?

 

 1- Ejercicio físico: Debemos intentar mantenernos activos llevando una vida equilibrada, ejercicio físico adecuado a nuestra condición física, evitando los deportes de impacto y reforzando la musculatura. Muy importante poner énfasis en los estiramientos globales, que son los grandes olvidados en muchos deportes, necesitamos músculos fuertes y elásticos que nos permitan desarrollar toda la amplitud articular y toda la fuerza.

 

 2- Alimentación: Debemos mantener una alimentación equilibrada, rica en alimentos frescos, frutas y verduras de temporada y evitando los procesados. Así mantendremos una dieta más alcalina y por tanto más favorecedora de la recuperación celular. Recordad beber agua.

 

3- Equilibrio mental y emocional: Sentirse bien con uno mismo es el pilar fundamental para una vida sana. A veces podemos sentirnos desanimados por el dolor de espalda, pero no podemos dejar que nos domine, debemos intentar fijarnos objetivos de mejora a corto plazo y mantenernos en este pensamiento. La paciencia es fundamental en los procesos de sanación; el cuerpo necesita tiempo y espacio para sanarse. La hernia discal no apareció de un día para otro y el dolor puede ser muy limitante, pero se paciente y mejorarás. Relájate, pasea por el campo, pinta, baila, lee, haz algo que te distraiga y te aporte bienestar.

 


Busca ayuda


 

A veces puedes necesitar ayuda de un buen profesional, dietist@, psicólog@, entrenador@, osteópat@, fisioterapeut@ 

Desde el punto de vista osteopático te ayudaremos a mejorar tu postura, reequilibrar y ajustar las articulaciones y los músculos. Reequilibrar el sistema nervioso y vascular. Mejorar todo tu cuerpo globalmente.

Pero recuerda el cuerpo necesita tiempo y espacio.

 

 

¿Estás dispuesto a dártelo?

¿Quieres cambiar tus hábitos insanos?

¿Sientes miedo?

¿Qué emociones te acompañan?

¿Qué te impide cambiar?


 

 





Artículos sobre